Tu smartphone será capaz de predecir catástrofes naturales dentro de poco

71

Tu smartphone, además de pantalla, procesador, memoria RAM y cámara, cuenta con una buena cantidad de sensores capaces de medir todo lo que puedas imaginarte, desde la temperatura y la presión hasta la humedad y el campo magnético.

Son dispositivos que monitorizan casi en tiempo real las condiciones ambientales de tu entorno, y un nuevo estudio sugiere que todos esos datos podrían ser usados para predecir catástrofes naturales, como inundaciones o huracanes.

Para su investigación (titulada “Using smartphones for monitoring atmospheric tides”), Colin Price, de la School of Geosciences de la Universidad de Tel-Aviv (Israel), colocó cuatro Samsung Galaxy S4 en diferentes puntos de su universidad para medir las mareas atmosféricas.

Si quieres saber qué son las mareas atmosféricas, aquí lo tienes perfectamente explicado, aunque para ser prácticos vamos a quedarnos con la idea de que afectan a la intensidad de las lluvias. Si somos capaces de predecir cambios en las mareas atmosféricas y encontrar patrones de comportamiento, seremos capaces de avisar a la población de que es posible que se avecine una tormenta fuerte que puede dar lugar a una inundación repentina, salvando vidas.

La línea roja es la medición de la estación; la azul y verde corresponden a la de los smartphones.

Compararon las mediciones de los sensores de los smartphones con los datos obtenidos de la estación meteorológica que la universidad tiene en el tejado y, como puedes ver en la gráfica superior, los resultados son realmente similares.

De hecho, el autor apunta a que las diferencias pueden deberse a la calibración de los sensores y a que los móviles estaban colocados a diferentes alturas. ¿Cuál es la ventaja? Que mientras la estación meteorológica ofrece los datos atmosféricos cada 30 minutos, los smartphones lo hacen cada segundo.

En la gráfica de abajo puedes ver los datos de la estación oficial junto a los extraídos de un solo móvil con los sensores calibrados. No hay diferencias.

Como ves, las mediciones de un smartphone y de la estación son exactamente iguales una vez se calibran los sensores (fíjate en 19/2, ahí se lleva a cabo el calibrado).

El autor apunta que “no podemos evitar que ocurran inundaciones repentinas, pero pronto podremos utilizar los datos de los smartphones de los usuarios para generar mejores pronósticos y devolver estos pronósticos al público en tiempo real a través de sus teléfonos”.

No podemos olvidarnos que, de una forma u otra, hay 4 mil millones de smartphones en todo el mundo con sus respectivos sensores, y que en África y Medio Este todavía no han terminado de penetrar. Cuando esto ocurra, todo el globo podría estar monitorizado en tiempo real y, por tanto, más seguro y prevenido.

Ya hay algunas aplicaciones que ofrecen algo parecido, como WeatherSignal. Los usuarios de la app envían los datos recogidos por los sensores de sus smartphones a la nube, que son procesados y compartidos con el resto de usuarios.

Cruzando todos los datos de los 4 mil millones de terminales que hay en el mundo, se podrían conseguir pronósticos certeros en tiempo real a nivel global. No haría falta recurrir a un servicio de terceros para informarse de las condiciones climatológicas, no harían falta estaciones climatológicas.

Valdría con conectar todos los móviles del mundo, cruzar datos y sacar conclusiones. Todo esto ocurriría a cada segundo, en tiempo real y en la nube.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí