Sebastián llegó a Brasil con la esperanza de recibir un trasplante de riñón

74
Sebastián junto a su mamá y personal de salud. | ABI

Sebastián Justiniano, de tres años de edad, a quien por error, el pasado 5 de septiembre, le sacaron sus dos riñones, uno sano, porque estaba afectado por cáncer, fue internado ayer, una hora después de su arribo a Sao Paulo, en el Instituto de Tratamiento de Cáncer Infantil de Brasil (Itace), informó el abogado de la familia, Felipe Hurtado.

Señaló que el Itace de Sao Paulo tenía todo listo para la internación del menor tomando en cuenta su estado de salud.

Dos especialistas acompañaron al menor: una emergencista y un nefrólogo que, dijo, están al tanto de la evolución del niño. La directora general de la Niñez del Ministerio de Justicia, Ninoska Durán, señaló que desde el Gobierno se gestionaron los pasajes aéreos para los doctores que acompañan a Sebastián, los padres y el mismo niño.

Ayer se suspendió  la declaración del médico cirujano Roger Moreno, quien extirpó por error el riñón sano de Sebastián, debido a que sufrió un preinfarto.

El Ministerio Público inició una investigación de oficio para determinar responsabilidades respecto a este caso.

EL HOSPITAL TIENE EQUIPOS ESPECIALES

Los equipos de Itace en Brasil son especializados y pueden determinar con exactitud cuál es la dosificación y cuantas radioterapias y quimioterapias puede recibir Sebastián.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí