Revisaron su historial de búsquedas en internet y descubrieron un escabroso secreto por el que fue arrestada

59
Stephany E. LaFountain

La policía de la ciudad de Fairbanks, Alaska, arrestó este jueves a la joven Stephany E. LaFountain, de 23 años, tras acusarla de matar a sus dos hijas, informó el diario Anchorage Daily News.

Según reveló el comisario Eric Jewkes, la mujer llamó el 20 de noviembre a los servicios de emergencia porque su hija de 13 meses “no respiraba”. Familiares intentaron reanimar a la pequeña con técnicas de RCP hasta que la llevaron a un hospital, donde murió cuatro días después por los daños cerebrales que le provocaron la falta de oxigeno.

Policías investigaron el caso y descubrieron que el 15 de septiembre de 2015 LaFountain perdió a otra bebé de cuatro meses en circunstancias similares. En aquella ocasión, la mujer también llamó al servicio de emergencia cuando la niña, fruto de una relación anterior, “dejó de respirar”. La pequeña fue internada en el hospital Fairbanks Memorial, donde murió una hora más tarde.

Yumi McCulloch, vocera de la policía de Fairbanks, explicó que aunque la muerte de 2015 no fue investigada en aquel momento como un homicidio sino como un trágico accidente, las circunstancias de ambos fallecimientos inclinaron las sospechas hacia la madre.

Los forenses señalaron que ambas niñas murieron por asfixia.

Y la acusación contra la madre tomó fuerza cuando los investigadores revisaron el historial de búsquedas en su computadora. Horas antes de pedir socorro por su hija, LaFoutain buscó en internet las siguientes consultas: “Formas de matar humanos sin dejar pruebas”; “Cómo cometer el asesinato perfecto”; “Las mejores formas de ahogar”; “Puede el ahogamiento aparecer en un informe de autopsia” y “Ahogamiento y asfixia”.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí