Racismo, Destroyers toma la posta

67

La dirigencia destroyana anunció que enviará una dura carta a la Federación Boliviana de Fútbol, con el objetivo de exigir que las autoridades policiales intervengan en insultos racistas de parte de la hinchada, asimismo, pedirán que los árbitros estén más atentos a cualquier provocación y comentario de los jugadores dentro de la cancha. Esto se da luego de que los futbolistas Erwin Melgar (Destroyers) y Serginho (Wilstermann) protagonizaran un intercambio de palabras que, según ambos, fueron racistas. No fue el único hecho, también otro canario Vitor Cruz y Hugo Bargas (Blooming) llegaron a insultarse en pleno partido y terminaron expulsados.

Buscar formas para detener estos lamentables hechos. “Es preocupante porque esto del racismo se está acabando mundialmente. Aquí en Bolivia está penado por ley. Vamos hacer drásticos en la carta que vamos a mandar pidiéndole a la Federación (Boliviana de Fútbol) que tome cartas en el asunto y exija a las autoridades que de verdad vean en la hinchada y personas los actos de racismo. En el caso de los jugadores eso lo tendría que ver el árbitro”, dijo Robert Blanco, presidente de Destroyers.

Estas declaraciones las hizo  luego de brindar una conferencia de prensa donde habló Melgar sobre el suceso con Serginho. “Él me insultó y durante todo el partido estuvo provocando. Sus compañeros le decían que se calme pero él seguía”, dijo el jugador, quien no dudó en señalar que no es una persona racista. No es la primera vez que el brasileño se mete en este tipo de problemas, ya que con Erwin “Platiní” Sánchez tuvo un altercado igual.

“Queremos que se acabe esto en Bolivia”, prosiguió Blanco. Consultado sobre las acciones que están llevando adelante con su hinchada canaria, Blanco afirmó que están concientizándolos vía redes sociales. “Estamos trabajando en las redes sociales, les estamos diciendo todos los problemas que pueden venir para el club. Esto tiene que acabarse, todos somos humanos, hijos de Dios y tenemos que pensar que el fútbol es un deporte, hay que disfrutarlo sanamente y ser consciente que hay tres resultados en un partido: ganar, empatar o perder. Una va alentar a su equipo y hay formas de alentar”, comentó el mandamás.

Una buena noticia. “Estoy feliz, porque Dios es muy bueno. He salido de una situación muy difícil. Agradezco mucho a Dios por esta nueva oportunidad de vida”, señaló Amarildo. El jugador canario sufrió un paro cardiaco, producto de una hipotermia el sábado, cuando destroyers enfrentaba a Wilstermann en Warnes. “Me siento bien, estoy tomando todos los medicamentos. Los jugadores necesitamos estar dentro de la cancha y espero recuperarme pronto para volver”, comentó. El “cuchuqui” estará 15 días en reposo, le realizarán exámenes del corazón para saber sobre su estado. Su recuperación es favorable.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí