No estás fuerte, estás gordo, según la ciencia

288
Fuera estas convenciones que no son nada saludables (Yuri_Arcurs / Getty Images)

Los fans de South Park recordarán la famosa frase de Erick Cartman: “No estoy gordo, estoy fuertecito”. Los cimientos sobre los que se sustentan términos como ‘fofisano’, ’gordiflaco’ o ‘delgordo’ podrían tambalearse a raíz de la rotunda conclusión de una investigación, publicada en el European Heart Journal: si tienes sobrepeso, no es posible también estar sano.

Los investigadores, del Imperial College de Londres y la Universidad de Cambridge, que han llevado a cabo el estudio aseguran que incluso aunque tus niveles de azúcar en sangre, tu presión arterial o tu colesterol sean normales, el exceso de kilos puede afectar a la salud de tu corazón y aumentar en hasta un 26% las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco. En resumidas cuentas, el mito de ‘estar gordo, pero en forma’, se cae por su propio peso.

El Dr. Camille Lassale, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública del Imperial y autor principal, afirmó que sus hallazgos desacreditan el concepto de ‘obeso saludable’, incluso a pesar de que la persona en cuestión parezca sana, puesto que sigue presentando mayor riesgo de padecer una enfermedad cardíaca que una persona normal.

Aunque otros trabajos anteriores habían afirmado que algunas personas con sobrepeso u obesas podían gozar de una buena salud metabólica y general, este estudio señala que estar en un peso saludable es un factor clave para evitar la muerte prematura.

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron los datos de más de 7.600 adultos que habían sufrido enfermedad coronaria y los dividieron en grupos, según su índice de masa corporal (IMC) y su estado de salud metabólico. Después, como dato de control utilizaron la información de más de 10.000 personas sanas.

Bajo criterios como la presión arterial, los sujetos fueron calificados como ‘saludables’ y ‘no saludables’. Tras ello, y bajo las directrices relativas al peso que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS), fueron divididos bajo las etiquetas de ‘normal’, ‘sobrepeso’ y ‘obeso’ (entre 25-30 se consideran con sobrepeso).

A través de estas variables, concluyeron que aún teniendo un perfil médico saludable, a la larga existía el riesgo de sufrir un ataque al corazón. De hecho, los datos revelaron que aquellas personas ‘sanas con sobrepeso’ presentaron un 26% de probabilidades de padecer una cardiopatía coronaria, mientras que los ‘sanos obesos’ obtuvieron un 28%. Por este motivo, los expertos aseguraron que es recomendable deshacerse de esos ‘michelines que te sobran’.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí