Morales promulga ley para castigar el ‘juqueo’ o robo de minerales

38
La ley promulgada en manos de un dirigente minero que la exhibe ante sus compañeros que llenaron el auditorio de la Casa Grande del Pueblo. Foto: ABI/R. Martínez Candia

El presidente Evo Morales promulgó la noche de este miércoles la Ley 1093 que incorpora, en el Código Penal, sanciones al hurto y robo de minerales, actividades conocidas como “juqueo”.

“A todos nos puede doler que el esfuerzo del minero sea como despreciado, fracasado por culpa del juqueo, aquí todos a aportar y organizados vamos a combatir el juqueo”, dijo, en el acto que se desarrolló en el auditorio de la Casa Grande del Pueblo.

Morales resaltó que con la promulgación de dicha ley y la presencia de los mineros también se inauguró ese ambiente, hecho que quedará en la memoria de los asistentes.

Señaló que todos están en la obligación de cumplir la norma en beneficio no solo de las empresas mineras estatales, que con el “juqueo” podían entrar en quiebra, sino del pueblo boliviano.

Según la ley, que incorpora cinco artículos al Código Penal, se sanciona el robo, hurto o receptación de mineral con la privación de libertad de entre uno a 10 años, dependiendo de las agravantes, entre quienes se contempla también a quienes compren y exporten minerales robados.

El robo de minerales por parte de los “jucus” (ladrones de minerales), genera una pérdida de al menos 24 millones de dólares al año, según declaraciones de abril de Guillermo Dalence, gerente la Empresa Minera Huanuni, al matutino La Patria.

La promulgación de la ley coincidió con la fecha de aprobación del Decreto Supremo 21060 en 1985 a cargo del exmandatario Víctor Paz Estensoro, que según dijo Morales fue el inicio de la “subasta” del patrimonio boliviano.

“Con el pretexto de que Bolivia se nos muere se comenzó a entregar el patrimonio del pueblo boliviano a los extranjeros, a transnacionales, y esa lucha ha durado tanto tiempo de 1985 a 2005”, indicó.

Sin embargo, destacó que con la lucha del pueblo se recuperó la patria y se construye hoy la nueva Bolivia.

Señaló que sólo restan un par de normas neoliberales, tales como la Ley Forestal, que para ser modificada hace falta que los sectores sociales entren en un acuerdo, que luego sea considerado por la Asamblea Legislativa, instancia en la que el Movimiento Al Socialismo (MAS) cuenta con dos tercios de los votos, que allana el camino.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí