Mesa: ‘Tengo las mejores opciones electorales y me atacan en ese contexto’

44
El expresidente Carlos Mesa durante una entrevista con La Razón. (Foto: Pedro Laguna)

— ¿Cuáles son los tiempos que  fijó para las alianzas?

— El plazo es tan corto que uno tiene que marcarse como plazo la fecha en la que uno tiene que presentar de manera oficial al Tribunal Supremo Electoral las candidaturas y alianzas definidas.

— ¿Qué esta haciendo para enfrentar esta situación?

— Trabajando y planteando la apertura de diálogos con diferentes organizaciones. Hay dos elementos clave: No se puede repetir la experiencia del 82, 85 al 2003, la experiencia del cuoteo, de la megacoalición y la construcción de élites de poder, ni la experiencia de 2006 al 2018 que tiene que ver con la búsqueda de hegemonía de un partido y la destrucción del sistema plural.

— ¿Un nuevo modelo político?

— Un modelo de ciudadanos es la afirmación de que estamos en el siglo XXI y de que las miradas ideológicas categorizadas de izquierda, derecha y centro no funcionan y eso tiene que ver con lo que nosotros entendemos por la participación ciudadana y la transformación de la idea de militancia (…) que hoy se inclina por las causas.

— El 2003 la causa se enfocó en la recuperación de los recursos naturales. ¿Cuál es la causa hoy?

— La causa fundamental es el shock democrático. Acá, el primer problema que tenemos que afrontar es una democracia que está siendo destruida, desinstitucionalizada, una democracia que está siendo construida a imagen y semejanza de un liderazgo individual y un proyecto político agotado. Por lo tanto, tenemos que recuperar una independencia de poderes, una justicia igual para todos, además de una construcción del respeto fundamental a los derechos de los ciudadanos.

— ¿Cuál sería el programa de gobierno y los lineamientos de cara a la elección general?

— Shock democrático, independencia de poderes, una justicia que sea verdaderamente para todos, educación y salud que no estén basadas en reformas, reformas y reformas educativas o construcción y construcción de hospitales y equipamientos que son necesarios, sino en responder a la demanda de transformación.Finalmente un elemento central que ordena la economía y el modelo de producción del país y medio ambiente, la naturaleza como protagonista central de la realidad

— ¿Cuáles son los sectores que usted va a privilegiar para vincularse en este proceso electoral?

— Acá no hay un límite, hay un límite de carácter legal que es el que planteó la Ley (de Organizaciones Políticas) que recupera la partidocracia, aquella que se trató de superar. Sí quiero una construcción de vínculo con los ciudadanos, con las plataformas, las organizaciones sociales y los pueblos indígenas que son centrales para construir la alianza. La alianza para construir un gobierno de ciudadanos tiene que partir de que son los ciudadanos los verdaderos aliados de este proyecto.

— Algunos opositores creen en la dispersión antes de las primarias para luego buscar la unidad. ¿Qué piensa sobre eso?

— El objetivo es la construcción de una candidatura de unidad en el momento de las elecciones de octubre de 2019. Es decir que los mecanismos de construcción de alianzas tienen fase uno, antes de las primarias, y una fase dos que es antes de las elecciones nacionales, y ambas son válidas.

— ¿Con qué líderes políticos logró conversar en este periodo?

— No es prudente adelantar conversaciones con nombre y apellido, porque puede llegar a pensarse que prefiero éste o aquél, lo que no es lógico. No soy partidario de hacer juicios de valor y dar opiniones sobre líderes políticos o cercanías o lejanías. La construcción la estamos haciendo y la haremos pública cuando se haga realidad.

— Usted dice que el MAS se agotó, pero desde allí lo vinculan a usted con el pasado. ¿Qué piensa sobre este asunto?

— Es lógico y entendible que el Gobierno me ataque. Tengo las mejores opciones electorales y me ataca en ese contexto; me sorprendería que me hiciera algún elogio. Ahora bien (…). Este no es un tema cronológico pues tiene que ver con lo que representa la propuesta. Al presidente Morales lo juzgo como parte del pasado porque agotó lo que nos tenía que dar; no tiene nada nuevo que ofrecer y lo peor es el envilecimiento del proyecto político que tiene que ver con esa lucha del poder por el poder en la que él está.

— ¿Instituciones para acabar con la cultura del caudillismo?

— Hay que construir un modelo democrático como forma de vida y no como un instrumento que yo utilice desde el poder. La lógica de eliminar el caudillismo es construir instituciones por encima de las personas y apostar a la alternabilidad electoral como modelo fundamental respetando la Constitución.

— ¿Por qué el FRI?

— Porque en los partidos que podrían ser parte de una alianza con nosotros, que no eran muchos, hicimos aproximaciones, consultamos y establecimos qué es construir un partido político y no estar montados en una silla. Los dirigentes del FRI están de acuerdo en esa transformación y nuestros dirigentes dijeron que sí.

— Es la base para las alianzas…

— Es básico, el ideario que hemos hablado; es el referente para construir una alianza o varias alianzas que permitan la búsqueda de la unidad; alianzas sobre principios e ideas y propuestas de largo aliento.

Perfil

Nombre: Carlos Diego Mesa Gisbert

Profesión: Historiador y periodista

Luego de una destacada carrera periodística, llegó a la Vicepresidencia en 2002. Tras la crisis de octubre de 2003, asumió la jefatura del Estado. Renunció al cargo en 2005, en medio de una ola de protestas sociales. Fue portavoz de la demanda marítima.

La Razón

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí