Medellín no quiere turistas interesados en la vida de Pablo Escobar

87
Centro de Medellín, Colombia (Getty Images para Viajes)

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, dijo hoy que no son bienvenidos los turistas que visitan Colombia con el objetivo de conocer la vida de delincuentes como el fallecido capo del narcotráfico Pablo Escobar.

“Quien venga a nuestro país a hacer apología al delito no es bienvenido”, dijo el funcionario en la ciudad de Bucaramanga, ubicada en el este de Colombia, donde tuvo lugar el XXIII Congreso Nacional de Agencias de Viaje y Turismo.

Para Gutiérrez, “la mafia es lo peor que nos ha pasado a nosotros como sociedad porque tergiversó valores como el del trabajo honesto y duro al que lo convirtió en dinero fácil, la discreción la cambió por opulencia y le quitó el valor a la vida para ponerle un precio y eso no lo podemos aceptar”.

En lo que va de 2018, Medellín recibió 470.000 visitantes extranjeros y espera cerrar el año con unos 800.000, lo que representaría un aumento del 10% frente a 2017.

“Todos tenemos un reto desde las ciudades que es encontrar nuestra propia historia. Sí hemos sufrido la violencia, no la vamos a negar. Esa historia se tiene que contar pero desde el lado de las víctimas, no de los victimarios”, indicó el alcalde.

Explicó durante el evento organizado por la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), “en Medellín las leyendas, los héroes, son las víctimas, no quienes tanto daño hicieron. Por ello, comenzamos una iniciativa muy fuerte frente al tema de la memoria con una estrategia antimafia”.

Consideró que “resulta increíble que lleguen tantos visitantes a la ciudad para ir a la tumba de Pablo Escobar o al Edificio Mónaco”, donde vivió junto a su familia y en el que explotó el primer coche bomba en el país, el 13 de enero de 1988.

A esos turistas, aseguró, “se les acabó la fiesta porque vamos a derribar esa edificación en enero o febrero del otro año y ahí vamos a construir un parque en honor a las víctimas de la violencia”.

En abril pasado, el entonces ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas, hizo entrega simbólica a la Alcaldía de Medellín del Edificio Mónaco.

Entonces, Villegas dijo que la intención es que “ese símbolo del miedo sea demolido y se pueda pasar la página oscura de la violencia en la ciudad y el país”.

EFE

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí