‘Mallku’: ‘El Presidente se ha vuelto detractor de la coca’

75
Foto: Facebook / Felipe Quispe

Felipe Quispe, el “Mallku”, expresó este miércoles su apoyo al dirigente yungueño, Franclin Gutiérrez, y reprochó la actitud del Gobierno respecto a La Asunta. “El Presidente cocalero se ha vuelto incrédulo y detractor de la hoja de coca”, sostuvo.

En los últimos días, se produjeron enfrentamientos entre fuerzas de erradicación contra cocaleros de La Asunta, dejando el saldo fatal de un muerto de parte de la Policía. El Gobierno acusó a Gutiérrez de ser autor intelectual de asesinato y un juez envió al dirigente a la cárcel de San Pedro con detención preventiva.

Tras esos acontecimientos, el “Mallku” publicó en redes sociales un pronunciamiento denominado “Cría Cuervos y te Sacarán los Ojos”, en el cual acusa al Gobierno de una campaña de mentiras contra dirigentes y pide la liberación de Gutiérrez.

“¿Acaso la hoja de coca de Asunta sirve para elaborar cocaína? Y ¿la coca del Chapare? Con su monstruosa campaña de desprestigios innobles, mentiras e insultos procaces a los dirigentes, ¿piensa que les va a callar? Los Aymaras nacemos gritando de nuestra madre y seguiremos gritando. ¿Nos entiende?”, escribió el exejecutivo de la Confederación de Campesinos.

Quispe recordó el principio que proclama Morales de gobernar obedeciendo al pueblo, y cuestionó: “¿Los Cocaleros de Asunta no son el Pueblo? ¿Acaso los cocaleros de los Yungas no llevaron en hombros al poder?”

Acusó a Morales de hechos que a su juicio fueron “maleficos”, como haber mandado a David Choquehuanca para que se victimice como secuestrado en la marcha del Tipnis, el haber sacrificado a Rodolfo Illanes y el haber usdo un supuesto secuestro para detener a dirigentes de Achacachi.

Pidió a los cocaleros de Yungas tener cautela en sus movilizaciones. “Esa grotesca elite palaciega va ensayando y afinando su obra maléfica, de erradicar la sagrada hoja de coca de Asunta”, alertó./ Erbol

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí