Maestra y escolar se salvan de un rayo en poblado de Monteagudo

16

Un fuerte temporal dejó ayer pérdidas materiales de consideración en al menos cinco comunidades del municipio de Monteagudo. La desgracia pudo ser mayor: una maestra y un niño se salvaron de morir por el impacto de un rayo.

De acuerdo con el testimonio de la profesora de primaria Teolinda Heredia Salazar, recogido por radio Suprema de Monteagudo, ella y un niño se salvaron de milagro en la comunidad Cerrillos, a 40 kilómetros de la ciudad, cuando la granizada derribó el techo de su vivienda e inundó los ambientes, mojando materiales de escritorio, de trabajo, ropa, computadoras. Vio una luz y, de repente, el rayo los sorprendió: ella y el niño sólo atinaron a tirarse al piso.

Fueron rescatados por los comunarios mientras en las calles yacían cables, postes destrozados y calaminas de la escuela arrancadas por la fuerza del viento.

La pequeña vivienda de la profesora fue la más afectada.

En un contacto con la radioemisora, el poblador Carmelo Rodas calificó el temporal de “ciclón”.

Las comunidades de Achiral, Roldana, Chapimayu y Heredia también resultado dañadas. Pobladores ahora piden ayuda a las autoridades educativas y del municipio porque la pérdida, sobre todo para la escuela, fue de consideración.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí