La cerveza alemana de alta pureza crece como espuma

293

Se llama Prost, que quiere decir “salud”. Se elabora con tecnología de punta y los más elevados estándares de calidad y sanidad. Se ha instalado en ambientes propios del Parque Industrial Latinoamericano de Santa Cruz. Y pese a todo ello, el gerente de la empresa y maestro cervecero, Guido Mühr, insiste en que no se la llame industrial sino sólo cerveza artesanal.

Es que, en este caso, es un orgullo recibir ese nombre, debido no sólo a su baja producción con relación a otras marcas del país, sino también al cuidado en el proceso y al rigor en elaborarla de la forma más natural posible, de modo que conserve todas sus propiedades. “Trabajamos con la ley de pureza más antigua del mundo, de 1516, que señala que una buena cerveza sólo debe elaborarse con lúpulo, levadura, agua y malta”, explica Mühr a tiempo de insistir que su producto no tiene preservantes, aditivos ni otros químicos. Tampoco se trata de una cerveza estirada sólo para bajar precios, y mientras las grandes industrias logran un proceso en prácticamente 10 días, Prost se toma tres semanas para garantizar el tiempo natural de fermentación.

Por supuesto, todo este rigor ocasiona más costos y producción en menor escala, pero, en contrapartida, el consumidor estará sirviéndose un producto natural de alta pureza.

Por eso, mientras las grandes industrias cerveceras apuntan a un público masivo, Prost tiene un nicho de clientes: ese público que busca una cerveza de calidad, “una verdadera cerveza”, como concluye Mühr.

Es que el gerente general, de origen alemán, es un maestro cervecero, que llegó a Bolivia en 1993, además de pasar un tiempo en Uruguay. En ambos países trabajó en grandes cervecerías, lo que le da autoridad para identificar una cerveza de calidad. Por ello, un día decidió elaborar su propia cerveza y comenzó el proyecto en 2014. En junio de 2015, la factoría estaba instalada y dos meses después el producto entraba de lleno en el mercado. Se comenzó con la Prost Lager, que tuvo muy buena acogida. En los siguientes dos años, el abanico de ofertas se diversificó hasta lograr el Winterbier (la cerveza de invierno, muy demandada en La Paz); su rival Sommer Ale (cerveza de verano); la Dunkel (semioscura, tipo Ale, elaborada con malta tostada y malta caramelo); y las novedades, la Weissbier (cerveza de trigo) y Quinua (elaborada con este cereal), este último en proyecto.

Y hablando de proyectos, su última novedad, es la demandada cerveza en lata, ya presente desde septiembre en licorerías y supermercados.

Actualmente, Prost produce entre 5 mil y 10 mil litros por mes, aunque ello sólo representa el 30 por ciento de su capacidad. De cualquier manera, en su bandera está priorizar la calidad sobre la cantidad.

EXPANSIÓN

Desde Santa Cruz para el resto del país. El 80 por ciento de la producción de Prost se vende en Santa Cruz, pero llega a todo el país excepto a Pando. El gerente anuncia sorpresas.

Tres tipos de envase: lata, botella y barril. Prost tiene estos tres tipos de envases: lata, botella y barril, y pese a la calidad, los precios son sólo ligeramente superiores a los de otras marcas.

Ofertas turísticas a la fábrica. Prost también recibe visitas de delegaciones a la fábrica, con un costo mínimo y degustación ilimitada. Ya hay reservas hasta febrero.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí