La aduana argentina confiscó equipaje de la selección de fútbol tras su gira por EE.UU.

24
Baúles confiscados en la aduana de Buenos Aires a la selección masculina de fútbol de Argentina twitter.com / @AFIPcomunica

Envuelta en varias crisis desde hace tiempo, que se vieron reflejadas en el desempeño durante el Mundial de Rusia 2018, la selección masculina de fútbol de Argentina vivió un nuevo papelón. Tras realizar una gira por EE.UU., el plantel regresó al país pero tuvo problemas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Los oficiales de esa entidad que trabajan en la aduana confiscaron once baúles que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) intentó ingresar sin declarar. Adentro se encontraron computadoras, juguetes y hasta instrumentos musicales comprados en el extranjero.

De acuerdo a la legislación local se debe informar la adquisición de este tipo de productos. Además, si el gasto supera los 300 dólares, es obligatorio pagar un impuesto. Al querer hacer pasar los baúles sin notificar qué era lo que contenían, la AFA habría intentado evadir al fisco.

Mediante un comunicado la AFIP señaló que “se labraron las actas pertinentes por infracción al régimen aduanero” y que “la mercadería quedó secuestrada a la espera de la resolución del juez contencioso pertinente”.

El descargo de la AFA

La entidad máxima del fútbol argentino salió a responder y dar su versión de los hechos. Calificó como “noticias maliciosas” la información difundida y aclaró en un breve texto que “los elementos que se encuentran demorados en la aduana del aeropuerto internacional Ministro Pistarini de Ezeiza corresponden a material de videoanálisis y maquinaria de kinesiología“.

Estos son, según la AFA, utilizados por el seleccionado mayor “habitualmente para los partidos y entrenamientos del equipo”. “La Asociación del Futbol Argentino ya presentó todos los papeles reglamentarios para que, en las próximas horas, puedan regresar al predio”, completó.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí