¿Hay una temperatura ideal para dormir?

50

Los expertos coinciden en que la temperatura ideal para un correcto sueño oscila entre los 19 y los 22 grados.

Este rango de temperatura tiene una explicación científica. Los humanos somos endotérmicos, es decir, regulamos nuestra temperatura corporal.

Para ello nuestro cuerpo hace un balance entre absorción, producción y pérdida de calor para mantener nuestra temperatura en 36-37ºC.

A lo largo del día nuestra temperatura corporal no es constante y varía de manera cíclica bajo el control del hipotálamo. Por la mañana se registra el punto más bajo de temperatura y esta va aumentando durante el día. Antes de irnos a dormir es cuando la temperatura corporal comienza a descender otra vez.

Esta bajada de temperatura es necesaria para inducir el sueño y mantenerlo estable. Una vez dormidos, podemos diferenciar dos fases del sueño con diferente control de temperatura: la fase No REM (NREM) y la de sueño REM (del inglés: Rapid Eye Movements). Durante la fase NREM (que predomina en el primer tercio de la noche) nuestra temperatura corporal sigue bajando.

En cambio, durante la fase REM el hipotálamo reduce el control de la termorregulación y la temperatura ambiental influye de manera más importante en nuestra temperatura corporal. Si la temperatura ambiental no es la correcta nuestro cuerpo debe hacer un sobreesfuerzo para regular su temperatura y esto repercute en la calidad de nuestro sueño.

 

 

Por todo esto, en verano es importante mantener nuestra habitación lo más fresca posible para poder dormir bien. Obviamente resulta complicado, pero existen algunos trucos: ropa de cama de algodón ligero para que transpire; dejar puertas y ventanas abiertas para que circule aire; una ducha templada antes de dormir para ayudar a refrescarnos; o vestir ropa cómoda y fresca. Incluso poner las sábanas en el congelador un rato antes de irse a dormir puede ayudar a conciliar el sueño.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí