Gobierno y Policía aseguran que fallecido en San Matías transportaba droga

111
El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, en conferencia de prensa. Foto: Rafael Cárdenas

De acuerdo a la versión de la FELCN, Alejandro Álvarez y sus hermanos no hicieron caso a los policías y durante su fuga lanzaron una mochila con droga a la carretera, además que se enfrentaron a tiros con los uniformados.

En conferencia conjunta ofrecida este martes en Santa Cruz de la Sierra, autoridades del Gobierno y de la Policía Boliviana afirmaron que el joven Franz Alejandro Álvarez Flores (24), fallecido ayer por un disparo policial en la localidad de Las Petas, cerca a San Matías, transportaba droga junto a sus hermanos.

Condenaron además la reacción que produjo este hecho en esa población cruceña, donde más de un centenar de personas quemaron una base, seis vehículos, dos motocicletas y armamento de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) en respuesta a lo que consideraron un exceso de la Policía.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, y el comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el narcotráfico (FELCN), Marco Antonio Ibañez, explicaron que el deceso se produjo en una zona roja, en medio de un operativo policial y cuando los hermanos Álvarez intentaron evadir el control que realizaban efectivos antidroga.

“Los ocupantes hicieron caso omiso a las señales preventivas realizadas por los efectivos policiales y resistiéndose e imprimiendo velocidad trataron de embestir contra la humanidad de los policías antidroga, por lo que se procedió a la persecución de los miembros”, informó Ibáñez.

Luego agregó que “al momento de darse a la fuga arrojaron una mochila del interior del motorizado, misma que contenía sustancias características a cocaína, momento en el cual hubo un cruce de armas de fuego”.

Explicó que en este momento fue herido Álvarez y, cuando fue consultado por los periodistas porqué los policías antidroga no detuvieron en ese momento a sus hermanos, respondió que el vehículo policial sufrió un desperfecto que impidió que continuara la persecución.

Dijo además que no se encontraron las armas utilizadas para el enfrentamiento con la Policía.

De acuerdo a la versión policial, los uniformados no utilizaron pasamontañas ni tampoco tuvo desperfectos el vehículo en el que huyeron los civiles, tal como un día antes denunció uno de los hermanos de Álvarez.

Ibáñez insistió en que los civiles fueron los que dispararon contra los policías y dejaron en el camino una mochila con la droga, de la que no pudo precisar su peso, aunque ofreció la conferencia de prensa con fotografías de respaldo en las que se ven tres paquetes en una bolsa de plástico.

Explicó que ese detalle como otros serán precisados en una investigación que se encuentra en proceso.

Cáceres ratificó el anuncio y dijo que se investigará tanto lo que ocurrió durante el operativo policial como en la posterior quema de la base policial en San Matías. Dijo que esa labor estará a cargo del Ministerio Público.

Los familiares del joven fallecido manejan una versión completamente distinta. Aseguran que los uniformados usaban pasamontañas y que no pudieron parar debido a una falla en los frenos, tras lo cual recibieron los disparos que al final terminaron con la vida de Alejandro Álvarez cuando llegó a un centro médico. El hecho desató la ira de los pobladores de San Matías, que luego quemaron la base policial.

Fuente: La Razón

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí