Festival de Pogba en la goleada del Manchester United ante el Young Boys

192

Pogba está desatado. Se ha quitado los grilletes. Cuando tiene campo para correr y escuderos (Matic y Fred) que le protegen las espaldas, puede desplegar todo su fútbol para hacer daño en el área rival.

Mourinho le ha dado libertad y lo está aprovechando. En Berna, ni el césped sintético ni el Young Boys pudieron frenarle. El festival del capitán impulsó al Manchester United a golear (0-3) al campeón suizo. Un clásico para los ‘diablos rojos’.

Hace un año, Mourinho y sus pupilos también abrieron el curso en Europa ganando (3-0) a un equipo suizo (Basilea). Calcaron resultado y sensaciones. Apenas tuvieron sustos atrás y resolvieron el partido a fogonazos. Y en ese ecosistema, Pogba y el United disfrutan. El Young Boys, que se estrenaba en el formato Champions, quiso pero no pudo. Un abismo le separa del United y de sus compañeros de viaje (Juventus y Valencia).

A los ‘diablos rojos’ les gusta morder y atacar. El vértigo. No están teniendo su mejor temporada pero van corrigiendo su dubitativo inicio. Suman tres triunfos seguidos. Mourinho ha dado con la tecla del esquema (4-3-3) y del perfil de sus futbolistas. Shaw se ha adueñado del lateral izquierdo, debutó Dalot y Alexis fue suplente. El que no falló fue Pogba. El francés rompió el muro suizo. Cogió un balón sin dueño en la frontal y se inventó un golazo. Recortó con la derecha y se sacó un latigazo con la izquierda a la escuadra. Una obra de arte cargada de precisión y potencia.

Su show siguió desde los once metros. Shaw centró y el balón pegó en la mano de Mbabu. Pena máxima que Pogba no falló. Suma cuatro goles en seis encuentros esta campaña. Está a dos de los seis que hizo el curso pasado. Va camino de batirse antes de final de año. Fue su segundo doblete con el United tras el que firmó ante el City en el Etihad en la Premier pasada. Buscó el ‘hat-trick’ pero no batió por tercera ocasión a Von Ballmoos.

Sin embargo, todavía tuvo tiempo para participar en otra diana. Recibió el balón con espacio y se pegó un carrerón hasta el área rival. Una contra supersónica en la que terminó soltando el balón a un Martial que hizo el 0-3. El extremo francés no desperdició la asistencia de Pogba. No marcaba desde enero. Lukaku, Rashford, Martial… son un peligro cuando corren. El Young Boys estaba rendido… pero Cámara rozó el gol. No batió a un De Gea que dejó por segunda vez esta campaña su meta a cero. A Lukaku le anularon el 0-4. No importó. Fue una noche plácida bajo los Alpes para Mourinho y sus futbolistas. Como hace un año. La historia se repite.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.