Evo saluda al papa Francisco por Jornada Mundial de Pobres

206

El presidente indígena de Bolivia, Evo Morales, saludó ayer a su santidad, el papa Francisco, por celebrar la I Jornada Mundial de los Pobres, bajo el lema ‘no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras’.

“Saludamos la iniciativa del hermano papa Francisco por la I Jornada Mundial de los Pobres. Una vez más demuestra al mundo que estamos aquí para servir a los más necesitados. Debemos predicar con obras y no sólo con palabras”, indicó en su cuenta de Twitter. La Iglesia del Vaticano celebró la I Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el papa Francisco para que los más necesitados lleguen “a nuestra mesa como invitados de honor”. Para acoger y concretar este llamado de vivir el evangelio con Cristo en el más pobre, diversos grupos y asociaciones realizaron actividades de reflexión, celebrativas y de ayuda concreta en varios países latinoamericanos. En Bolivia, el arzobispo de La Paz, Edmundo Abstoflor, celebró la eucaristía dominical desde la Basílica de San Francisco, donde pidió a los fieles “mirar a los necesitados y ayudar a los pobres, en lo espíritual y material”. Papa Francisco: “La omisión es el mayor pecado contra los pobres” Durante la primera “Jornada Mundial de los Pobres” celebrada ayer, el papa Francisco afirmó que uno de los mayores pecados del hombre es la omisión y la indiferencia a los problemas que afectan a los pobres y a la gente desposeída. “La omisión es también el mayor pecado contra los pobres. Aquí adopta un nombre preciso: indiferencia. Es decir: ‘No es algo que me concierne, no es mi problema, es culpa de la sociedad’”, manifestó el Sumo Pontífice durante la homilía de la misa que presidió en la Basílica de San Pedro. El evangelio de ayer fue dedicada a los dones del ser humano. A partir de ello, el obispo de Roma señaló que todos los hombres y mujeres son destinatarios de los talentos encomendados por Dios y que por ello nadie debería sentirse tan pobre como para no ser capaz para compartir lo que tiene con el prójimo necesitado. “Sólo esto dura para siempre, todo el resto pasa; por eso, lo que invertimos en amor es lo que permanece, el resto desaparece (…) Hoy podemos preguntarnos: ‘¿Qué cuenta para mí en la vida? ¿En qué invierto? ¿En la riqueza que pasa, de la que el mundo nunca está satisfecho, o en la riqueza de Dios, que da la vida eterna?’. Esta es la elección que tenemos delante: vivir para tener en esta tierra o dar para ganar el cielo. Porque para el cielo no vale lo que se tiene, sino lo que se da”, refirió. El papa Francisco dijo que asumir una actitud de indiferencia significa “mirar a otro lado cuando el hermano pasa necesidad, es cambiar de canal cuando una cuestión seria nos molesta”, además de mostrar una indignación ante los males de la sociedad, pero no hacer nada para cambiar aquella situación “Dios, sin embargo, no nos preguntará si nos hemos indignado con razón, sino si hicimos el bien”, remarcó. Asimismo, señaló que esta actitud es muy negativa para la humanidad y recomendó que “nos hará bien acercarnos a quien es más pobre que nosotros”. “Cuando vencemos la indiferencia y en el nombre de Jesús nos prodigamos por sus hermanos más pequeños, somos sus amigos buenos y fieles, con los que él ama estar. Dios lo aprecia mucho”, enfatizó. Finalmente, expresó su deseo de que el Señor, “que tiene compasión de nuestra pobreza y nos reviste de sus talentos, nos dé la sabiduría de buscar lo que cuenta y el valor de amar, no con palabras sino con hechos”, porque “todos somos mendigos de lo esencial, del amor de Dios, que nos da el sentido de la vida y una vida sin fin”. Este mensaje fue resaltado por el presidente Evo Morales, quien felicitó al papa por su actitud de “servir a los más necesitados”.
El Mundo

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí