Esclarecen feminicidio en la Pampa de la Isla

219
La joven madre fue velada en su domicilio. Mientras que el otro afectado se recupera.

Yamil A. A. (26) confesó ayer en la noche el feminicidio de su expareja, Leidy Laura Piérola Terán (23), a quien victimó con 13 puñaladas la mañana del sábado, en un domicilio de la calle 10 del barrio Las Cabañas, zona de la Pampa de la Isla. La fiscal, Rosangela Fernández, informó que en la audiencia cautelar, que se realizará hoy, el acusado será imputado por el delito de feminicidio, que prevé una pena privativa de libertad de 30 años, “y es en este sentido que en la declaración, que mi autoridad ha tomado el día de ayer (sábado), él ha confesado haber apuñalado de forma salvaje a su expareja”, informó la representante del Ministerio Público.

Otro afectado en el caso. También se pudo conocer que otra persona, identificada como Brayan Mariscal Chuquimia (19), fue apuñalado dos veces por Yamil A. A. porque lo encontró junto a su expareja esa mañana.
Según la investigación, el día del hecho la víctima no llegaba a su trabajo, y su madre preocupada por la tardanza comienza a llamarla por teléfono.
Como no le contestaba, llamó a Yamil quien sale de su trabajo y se dirige al domicilio de su expareja; donde encuentra a Laura y Brayan, y en un arranque de rabia, agarra un cuchillo y los ataca.
Mariscal Chuquimia, quien se encuentra con un pulmón afectado debido a los cuchillazos, contó que mantenía una relación de dos meses con la víctima.
Añadió que esa mañana, cuando el feminicida iba a acuchillar a la joven, se interpuso y recibió dos puñaladas y pese a sus lesiones se enfrentó al atacante. “Cuando me da el segundo cuchillazo, le quito el mismo y nos peleamos, pero no aguanté mucho porque me estaba desangrando”, explicó el joven que tiene 30 días de impedimento.
Al sentirse debilitado salió afuera del cuarto y es ahí cuando fue perseguido por el feminicida, “yo la deje con vida (Laura) porque conmigo era la pelea”, relató mientras se recupera en un centro de salud de la capital cruceña.

Familiares piden justicia. Ayer familiares y amigos cercanos de Laura Piérola, llegaron a su domicilio donde la estaban velando.
Su madre, entre sollozos, pidió justicia para su hija y que su atacante reciba la pena máxima.
Agregó que la víctima y Yamil, se habían separado debido a los malos tratos que ella recibía.
Finalmente dijo que no va a permitir que su nieta, vea al sujeto o a alguno de sus familiares.

El Día

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.