Eres capaz de ver a la persona desnuda e invisible?

230

La estantería de una tienda, el fondo de un café, una destartalada caseta en plena calle… Estos son los escenarios elegidos por el programa Naked & Invisible (Desnudos e invisibles) para situar los seis voluntarios que participan en el programa que está revolucionando el canal inglés Channel 4. Los participantes posan en ropa interior en el lugar elegido por el programa y dejan que un artista de pintura corporal los camufle en el entorno. A partir de ahí llegan las sorpresas. Gente que ni tan siquiera los ve, otros que intuyen que hay algo raro frene a ellos y los que se llevan un tremendo susto al percatarse de que aquel armario es, en realidad, un persona de carne y hueso.

Cada caso reivindica una cosa diferente. Por ejemplo, Kate Austin, de 32 años, ha querido demostrar que las culturistas pueden ser femeninas a pesar de todo. Taylor Crisp, de 19, simplemente quiere dejar de ser el centro de atención por tener una pierna amputada y desaparecer durante un tiempo a la vista de los demás.

hombre invisible

Leyah Shanks es una bloguera harta de que los hombres la vean como un objeto sexual. Matthew, y su alter ego Morgan Fabulous, es un drag queen que también ha querido deshacerse del maquillaje y las plataformas para experimentar la invisibilidad. El entrenador personal Ashley Lewis también ha querido dejar de ser el centro de las miradas por tener un físico que llama la atención, aunque el experimento le obligase a quedarse en ropa interior. Y por último, Alison Ward, un joven de 23 años que lleva todo el cuerpo lleno de tatuajes y que quiso dejar de ser el centro de todas las miradas durante unas horas.

hombre invisible-2

El experimento ha tenido resultados diferentes, pero lo cierto es que después del susto inicial, la mayoría de los ciudadanos que se percataban del engaño visual del programa aprovechaban para hacerse un selfie con los protagonistas. El programa, que se estrenó el pasado 5 de febrero, sigue cosechando la atención de millones de británicos que ahora, antes de coger un producto de una estantería de un comercio miran a ambos lados para ver si puede haber alguien camuflado.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí