Elecciones Bolivia 2019: ¿Morales o Mesa?

59
Morales y Mesa durante una intervención en La Haya. Fuente: Twitter/@Cooperativa

El actual presidente boliviano, Evo Morales, tendrá en el exprimer mandatario, Carlos Mesa, un fuerte opositor.

Las Elecciones presidenciales para el 2019 ya se empiezan a palpitar en Bolivia. Los comicios tendrán lugar en octubre del próximo año, con un panorama dudoso en cuanto a los candidatos que pueda haber.

Por supuesto, el actual presidente del Estado Plurinacional es Evo Morales, quien ha estado en el poder desde hace 12 años (22 de enero de 2006).

Candidatura…¿ilegal?

Aunque, sobre el papel, Morales no podría aspirar a una reelección, debido a que, de ganar, este sería su tercer mandato, el líder aimara uso varios vacíos legales para poder participar como candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) en estas elecciones.

En noviembre de 2017, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) falló a favor de la tercera reelección de Evo, bajo un argumento que no convenció a muchos grupos del país, en especial a la oposición.

De acuerdo con el presidente del TCP, el magistrado Macario Cortez, la reelección tiene “derechos políticos” otorgados por la Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969), de San José (Costa Rica), la cual “debe ser tenida en cuenta, incluso por sobre la Constitución boliviana”, dijo Cortez, en declaraciones recogidas por LatinAmerican Post.

Y es que, de acuerdo con el artículo 87 de la Constitución de Bolivia, “el mandato improrrogable del Presidente de la República es de cinco años. El Presidente puede ser reelecto por una sola vez después de transcurrido cuando menos un Período Constitucional”; Evo ya lleva dos (luego del 2009), por lo que, según la Constitución, el simple hecho de intentar ganar un período más ya es ilegal e inconstitucional.

Un ‘fantasma’ del pasado

Sin embargo, Morales no es el único peso pesado de la política boliviana que ya anunció su participación en las elecciones del próximo año. Por ejemplo, Carlos Mesa, expresidente de Bolivia del 2003-2005, se vislumbra como el principal contendor del actual primer mandatario.

Morales ya no es parte del presente ni del futuro: es el pasado. Ha decidido que el poder es más importante que el proyecto”, dijo Mesa en un video con el que anunció su candidatura para el próximo año.

Entre sus primeras propuestas, está representar los intereses ideológicos de aquellas personas que no confían en el ejercicio político de los partidos tradicionales del país, sino de las causas que hoy son de gran relevancia en el ámbito nacional e internacional. “(Representará) a quienes no creen en ideas, sino en causas como el medioambiente y la igualdad de género”, expresó el precandidato.

Es por esto que, según las primeras noticias, Mesa se lanzará a la Presidencia con la ayuda del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), el cual, aunque no muy popular, al menos cuenta con el aval del sistema electoral nacional para colocar a un representante en las Elecciones.

No obstante, medios bolivianos han puesto sobre la mesa una posible alianza entre Carlos Mesa (es decir el FRI) y el Movimiento Demócrata Social (MDS). Según explica el diario El Deber, la necesidad de crear una oposición mucho más fuerte, obligaría a que estas dos fuerzas políticas se unan para tener una mayor opción de vencer a Evo Morales y así llegar al poder.

Entre las principales coincidencias de ambos partidos, está el fortalecimiento de las autonomías en los departamentos de Bolivia; aunque el MDS va un poco más allá, pues defiende la conversión a un gobierno federalista en el país.

“El hecho real es que hoy, en términos de intención de votos, Carlos Mesa tiene un peso mayor y quizá la figura que se perfila como el rival principal de Evo Morales”, dijo el politólogo Gonzalo Rojas, en entrevista con El Deber.

Bolivia.com

 

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí