El Madrid se reconoce en Europa

159
Bale marcó el segundo gol del Real Madrid (EFE)

Volvió la mejor versión del Real Madrid. Volvió, cómo no, en Europa, en su querida Champions y ante su público. Los blancos lograron golear a la Roma con autoridad y buen juego (3-0) para sumar los primeros tres puntos de su grupo y mostrar nuevamente su candidatura en la máxima competición continental. IscoBale y el ‘debutante’ Mariano fueron los autores de los goles en el Santiago Bernabeu en un encuentro en que costó desatascar el marcador pese al vendaval inicial de ocasiones.

Una falta lanzada con maestría por Isco en la recta final de la primera parte premió a los de Julen Lopetegui, muy superiores desde el comienzo bajo el mando de Kroos y sobre todo Modric. Pero además del juego combinativo que caracteriza a este equipo, el Madrid no ha perdido su instinto matador al contragolpe. Bale, con un disparo cruzado, y Mariano, poco después de ingresar en el terreno de juego, lo confirmaron.

Además del juego combinativo que caracteriza al equipo de Lopetegui, el Madrid no ha perdido su instinto matador a la contra

El reto de encadenar Champions año tras año se antoja complicado para el campeón, más aún sin Cristiano sobre el campo ni Zidane en el banquillo. Lopetegui tiene la difícil papeleta de prolongar la dinastía blanca en Europa, con una fecha marcada en el calendario: la final del 1 de junio de 2019 en casa del rival vecino. Pocos mejores sitios hay para salir en volandas, pensará Florentino.

Aparcado el traspié en San Mamés, en la puesta de largo en su competición fetiche el técnico blanco dejó a Asensio en el banquillo y también a Courtois. Keylor Navas volvió para avivar el debate en la portería que parecía zanjado. A la espera de ver cómo alterna Lopetegui la titularidad bajo palos, el regreso del ‘tico’ no pudo ser mejor. La placentera primera parte dio un vuelco en la segunda, en la que estuvo resolutivo en las acciones de peligro de los giallorossi.

La Roma prácticamente no pisó el área blanca en los primeros cuarenta y cinco minutos y se dedicó a achicar agua no se sabe muy bien cómo. El Madrid salió al Bernabeu en su versión más intimidatoria. Con una presión alta y dañino con el balón, encerró y desordenó atrás a un rival completamente superado y al que apenas le duraba el balón. Importantes fueron para lograrlo los laterales, sobre todo un inmenso Carvajal desde el carril derecho.

No era un día para que el equipo en construcción pusiera los cimientos de lo que debe ser la versión 2.0 de Di Francesco en la capital italiana. Quiso sorprender haciendo debutar a un imberbe Zaniolo (19 años) para echar una mano a Nzonzi y De Rossi en el centro del campo. Pero el gran problema en este dubitativo arranque sigue siendo su debilidad defensiva. Mucho trabajo tiene el verdugo del Barça, que el curso anterior sorprendió al alcanzar las semifinales.

Tras el vendaval de ocasiones de la primera parte, Isco rompió las tablas antes del descanso con una genialidad de falta

El diluvio de ocasiones blancas se sucedieron una detrás de otra durante la primera media hora. Fue un milagro que en la primera media hora los blancos no concretaran ninguna de las múltiples ocasiones que tuvieron en sus manos Bale, Isco o Ramos. Olsen salvó una goleada tempranera; sin duda, lo mejor hasta el momento de la cesta de la compra de Monchi y que ha hecho olvidar a Alisson.

Bajó el suflé merengue antes del entretiempo. Cosas del fútbol, fue entonces cuando llegó el gol. De Rossi dio muestras de que las piernas ya no funcionan como antaño e hizo falta a Isco sobre la media luna. Sin Cristiano, son muchos los candidatos que se acercan para lanzarlas. Se quedó rápido con balón el malagueño, y con un golpeo sutil y ajustado al estilo Messi, rompió finalmente las tablas.

La segunda parte la Roma no tuvo otra que estirarse y tomar mayor protagonismo con el balón. Con espacios, el Madrid sigue siendo igual de letal. Lo demostró Modric, un futbolista al que poco le importa filtrar un pase en un pasillo como hacerlo en una esplanada. Este último fue el contexto que se encontró Bale para cabalgar libremente y aprovechar el excelente pase del croata para matar el partido a la contra. Mariano, que ‘redebutó’ como blanco, cerró la goleada con una rosca sensacional en toda la escuadra.

 

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.