El llanto se convirtió en alegría: Heung-Min Son consiguió la victoria más importante de su vida

28

El atacante del Tottenham Heung-Min Son , de 26 años, se quitó un peso de encima después de la victoria de Corea del Sur sobre Japón por 2-1 que le dio la medalla de oro en los Juegos Asiáticos. El coreano estaba obligado a ganar para continuar su camino como futbolista, ya que si perdía debía hacer el servicio militar obligatoriopor dos años.

Tras quedar afuera del Mundial de Rusia en fase de grupos, la imagen de su llanto entristeció recorrió el mundo y se conoció que, más allá de la eliminación, su tristeza se debía a que estaba a punto de terminar abruptamente su exitosa carrera como jugador de fútbol, producto de las leyes que rigen en su país.

Los hombres deben realizar dos años de servicio militar obligatorio antes de los 28 años sin excepciones. Sin embargo, para los atletas existe un privilegio.

Son apuntaba a llegar las semifinales en la última Copa del Mundo para quedar eximido de hacer el servicio militar, tal como le sucedió a los jóvenes que lograron la hazaña en el Mundial de Corea-Japón 2002. Por el esfuerzo realizado para representar a su país, el gobierno los liberó de aquella obligación.

No pudo ser. Pese a derrotar a Alemania en la última fecha y a que Heung-Min Son marcó dos goles en el torneo, Corea terminó tercera del Grupo F por debajo de México y Suecia. Pero aún quedaba una chance para no cortar su carrera profesional.

Según las leyes que rigen en la nación, los deportistas que ganen medallas en los Juegos Olímpicos o preseas de oro en los Juegos Asiáticos recibirán, de manera inmediata, la excepción del servicio militar, aunque deberán afrontar sin excepción cuatro semanas de entrenamiento básico.

El 18 de agosto comenzaron los Juegos Asiáticos y el jugador del Tottenham se tomó muy en serio el campeonato de fútbol. El camino fue largo y lleno de presión, ya que si algo salía mal, se despediría de las canchas por casi dos años.

Afortunadamente no fue así y el ex Bayer Leverkusen llegó a la final y venció a Japón por 2-1 en tiempo extra en el sofocante Estadio de Cibinong. Los goles de Seung-Woo Lee y Hee-Chan Hwang (Ayase Ueda descontó para el rival) le permitieron ganar la medalla de oro a Corea y facilitaron la extensión del contrato como jugador del Tottenham por cinco años más.

Según informaron en el medio catalán Mundo Deportivo, si Son hubiera acudido a su formación militar de manera completa tendría que haber pasado entre 21 y 36 meses cumpliendo con su deber como ciudadano coreano dependiendo la fuerza que elija:Ejercito (21 meses), Marina (23 meses), Fuerza Aérea (24 meses) y Fuerza Marina (entre 24 y 36 meses). Afortunadamente, logró el victoria más importante de su vida y su fútbol no se verá interrumpido.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí