EEUU pide condenar actuación de delegados de Bolivia y Cuba tras escándalo en la ONU

56
Parte de la delegación cubana durante la sesión del martes donde se registraron los incidentes. | AFP

La embajadora de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas, Nikki Haley,  pidió al secretario general de la ONU, Antonio Gutierres, iniciar una investigación y condenar a las delegaciones de Bolivia y Cuba tras la interrupción a la sesión que protagonizaron ayer durante la discusión sobre presos políticos en Cuba.

  El martes una quincena de diplomáticos de Cuba boicotearon una sesión convocada por Estados Unidos para exponer la situación de unos 130 presos políticos en la isla.

“¡Cuba sí, bloqueo no!”, gritaron los diplomáticos durante una hora en la sesión del Consejo Económico y Social de la ONU (Ecosoc) titulada “¿Presos por qué?”, impidiendo que la representante estadounidense ante el Ecosoc, Kelley Currie, y el jefe de la OEA, Luis Almagro, pudiesen ser escuchados.

Por estos sucesos, Haley, en una carta a Gutierres enviada ayer. criticó que, debido al comportamiento  “indignante” de las delegaciones de Cuba y Bolivia, el evento diplomático se “convirtió en una escena de turbas y causó un daño significativo a la propiedad de las Naciones Unidas”, reportó FoxNews.

“Respetuosamente pido a condenar esta conducta muy poco profesional y requerir a las delegaciones bolivianas y cubanas a pagar por los daños ocasionados”, dice la carta.

Entre quienes apoyaron a Cuba hoy estuvo la delegación de Bolivia, cuyo embajador, Sacha Llorenti, acusó a Washington de tratar de “instrumentalizar a Naciones Unidas”, según la agencia de noticias Efe.

Estados Unidos no tiene autoridad moral para hablar de derechos humanos”, insistió Llorenti en declaraciones a los periodistas.

La sala de ese órgano fue escenario de una situación pocas veces vista en la ONU, con una veintena de diplomáticos impidiendo a gritos y con fuertes golpes sobre las mesas la normal celebración de un acto organizado por otro Estado miembro.

La delegación cubana, que había pedido a Naciones Unidas la cancelación del evento por considerar que violaba las normas de la organización, se presentó finalmente en la cita encabezada por su embajadora, Anayansi Rodríguez.

“Esta conducta fue un asalto a la dignidad, los ideales y los propósitos fundamentales de las Naciones Unidas”, sentenció Haley.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí