Disputa regional sobre yacimiento de gas en Bolivia queda en manos de empresa canadiense

1133
campo-Incahuasi
campo Incahuasi Foto: © AFP 2018 / Aizar Raldes

 La solución de una disputa sin precedentes entre dos departamentos de Bolivia por un rico yacimiento de gas natural quedó en manos de la empresa canadiense Sproule International Limited (SIL), anunció el Gobierno del país sudamericano.

“La sentencia del Tribunal Constitucional debe cumplirse, y esa sentencia dice que debe realizarse (…) un nuevo estudio técnico” sobre la ubicación del campo Incahuasi, en el límite de los departamentos de Santa Cruz (sureste) y Chuquisaca (sur), dijo en conferencia de prensa el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada.

La autoridad aseguró que el Gobierno espera que el informe técnico ponga fin al conflicto, lamentando tanto la huelga y bloqueos regionales iniciados esta semana en Chuquisaca, como amenazas de presiones desde Santa Cruz, ambos “en defensa” del yacimiento.

Rada aseguró que el Gobierno sólo cumple la sentencia constitucional de diciembre de 2017 que ordenó congelar el pago de las regalías generadas por la explotación de Incahuasi, mientras se completa la delimitación entre ambos departamentos y se hace un nuevo estudio sobre el tamaño y la ubicación de la reserva energética.

La delimitación ya está concluida y sólo falta el estudio contratado por la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), señaló el ministro, sin identificar específicamente a la empresa contratada para tal trabajo.

Esa empresa es SIL, anunció YPFB a fines de abril.

La firma canadiense fue elegida por la facilidad que representaba el hecho de que ya trabajaba en la certificación de las reservas nacionales de gas natural, otro proyecto de YPFB.

SIL debería entregar su informe hasta fines de mayo, según la petrolera estatal.

Previamente, otro estudio estableció que el campo Incahuasi está ubicado íntegramente en territorio de Santa Cruz, por lo que este departamento ya había comenzado a recibir las regalías que ahora están congeladas por orden del Tribunal Constitucional.

En la disputa por Incahuasi están en juego las regalías que corresponden a la región productora, que en 2017 llegaron a unos 60 millones de dólares, al margen de impuestos ordinarios.

El campo, en producción desde fines de 2016 y operado por un consorcio controlado por la francesa Total y la rusa Gazprom, es uno de los más grandes del país con una reserva de 13 billones de pies cúbicos y una producción inicial de tres millones de metros cúbicos diarios.

Hacia 2020, la producción de ese campo ubicado en la región sudoriental del Chaco debería subir a 6,9 millones de metros cúbicos.

Bolivia produce actualmente un promedio de 64 millones de metros cúbicos diarios de gas, que exporta en gran parte a Argentina y Brasil.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.