Cómo realizar una autoexploración mamaria

185

Nadie mejor que tú conoce tu cuerpo. Cada tres segundos se detecta un cáncer de mama en el mundo. El tiempo es muy importante, ya que –cuando se detecta en su etapa inicial- la probabilidad de curación supera el 90%. Por eso, es fundamental realizarse autoexploraciones mamarias una vez al mes. Así conocerás las características de tus mamas y podrás detectar rápidamente cualquier cambio.

Las deben realizar las mujeres mayores de 20 años entre 7 y 10 días después de su menstruación. También hay que realizarlas en el período de embarazo, la lactancia y en la menopausia. En estos casos, se recomienda elegir un día determinado del mes para realizar la autoexploración siempre bajo las mismas condiciones.

La detención precoz implica:

• Tratamiento más rápido

• Menores trastornos psicológicos y físicos

• Menores posibilidades de mastectomía

• Más rapidez para volver a la rutina habitual Cómo se realiza una autoexploración mamaria:

Paso 1: de pie frente a un espejo

• Colócate con los brazos caídos a ambos lados del cuerpo. Observa si tus mamas tienen el mismo tamaño y forma de siempre. Fíjate en la simetría y en la piel (si está lisa y sin arrugas y ni asperezas) y si el borde inferior es liso y regular. Si hay zonas similares a la piel de naranja o pezones y aureolas retraídas o hundidas.

• Ahora coloca los brazos en alto, en esta posición, mira si notas una diferencia entre un pecho en otro o entre una axila y la otra, comprobando que no haya ningún bulto y ninguna de las anteriores características descritas en el paso 1.

• Une las manos a la altura del cuello, haz fuerza hacia fuera para tensar los músculos del tórax, de esta forma podrás ver si hay alguna anomalía. Con los brazos a ambos lados del cuerpo observa el pezón y la aureola para ver si tienen el mismo tamaño y forma, si las rugosidades normales han cambiado o si hay alguna mancha o coloración anormal.

• Finalmente aprieta ligeramente el pezón para ver si sale alguna secreción de líquido.

Paso 2: tumbada

Autoexploración mamaria. Tumbada boca arriba con una toalla o almohada bajo el hombro. Primero realizarás la palpación con una de las mamas y luego igual con la otra.Levanta el brazo poniéndolo debajo de la cabeza y con las yemas de los dedos índice, medio y anular hay que recorrer la zona mamaria siguiendo uno de los siguientes movimientos:

• Movimiento en espiral: debes realizar movimientos circulares desde la zona más externa de la mama hacia el pezón.

• Movimiento de bandas verticales: recorre todo el pecho con movimientos ascendentes y descendentes.

Paso 3: exploración de axilas

Exploración de las axilas para intentar descubrir bultos. Hay que ser cuidadosa en la zona cercana a la axila porque los ganglios axilares están cercanos y en ese lugar es donde se detectan la mayoría de tumores. Si notas algún bulto, engrosamiento o cambio, tienes que consultar a tu médico o ginecólogo inmediatamente.  En farmacias  puedes encontrar unos guantes especiales realizados por SensiFemme que te ayudarán en la autoexploración. Se trata de un guante que multiplica la sensibilidad de los dedos por 6 gracias a la combinación entre el material utilizado para su fabricación y el aceite mineral que contiene entre sus capas, el cual facilita un movimiento suave y sin fricciones.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí