Cochabamba: La Policía interviene otra fiesta “semáforo”

42
Las manillas usadas en la fiesta “semáforo” que se realizó en Cercado. | Martín Numbela/LT

Otra fiesta “semáforo” fue intervenida por la Policía en el municipio de Quillacollo, el viernes por la noche. En el lugar los uniformados encontraron a cinco menores de edad y arrestaron a siete personas que estaban implicadas en la organización del evento.

Los asistentes tenían en las muñecas manillas de diferentes colores, informó el comandante regional de la Policía del Valle Bajo, Iván Luque, al diario Gente.

Esta fiesta “semáforo” ocurrió a seis días de la intervención de un evento similar, el 2 de septiembre, en el balneario Chorrillos de Cercado, donde se halló a más de 200 menores de edad.

La fiesta promocionaba relaciones sexuales y fomentaba el consumo de bebidas en los menores.

Luque indicó que el viernes vecinos de Villa Moderna denunciaron que  se desarrollaba una fiesta clandestina. La Policía acudió con funcionarios de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia y encontraron a cinco adolescentes de entre 15 y 17 años consumiendo bebidas alcohólicas. Las personas que estaban en la fiesta tenían manillas de diferentes colores.

Los menores fueron trasladados a oficinas de la Defensoría. Tres mujeres y cuatro varones fueron arrestados y llevados a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) acusados por el delito de corrupción de menores.

La Intendencia clausuró de forma definitiva el local donde se realizó la fiesta, porque era reincidente; tenía dos clausuras anteriores.

Cercado

El pasado lunes, el Juzgado Sexto Cautelar del Tribunal de Justicia determinó enviar a la cárcel a la administradora del balneario Chorrillos, Verónica J., y dar medidas sustitutivas a su padre, William Jhonny A., acusados del delito de corrupción de menores por organizar una fiesta clandestina “semáforo” en el municipio.

Datos

Las fiestas “semáforo” están de moda entre adolescentes de entre 13 y 17 años  en países de Perú y Colombia. Éstas son un peligro porque los menores de edad pueden acceder fácilmente a drogas y sexo.

El color rojo  significa que viene acompañado, amarillo que busca una aventura, verde que está dispuesto a una nueva relación y negro que busca sexo casual.

En abril de este año, en la ciudad de Trujillo en Perú, se encontraron a 300 menores de edad que participaban en una fiesta “semáforo” al interior de un restaurante. Los adolescentes no superaban los 18 años de edad.

La Policía encontró a adolescentes semidesnudos, latas de  cerveza y condones.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí