6 señales de que sufres saturación digital

251
No seas esclavo de tu móvil (artursfoto / Getty Images/iStockphoto)

Pasamos horas y horas a lo largo del día conectados a través de nuestros móviles, ordenadores y tabletas. En el trabajo y en la vida personal, llegamos a acumular más de 300 notificaciones cada día. Un volumen tan elevado que, si no se lleva de manera adecuada, puede acabar generándonos ansiedad, bloque, estrés y angustia.

En los casos más graves, se puede llegar a desarrollar nomofobia (miedo irracional a quedarte sin móvil). Científicos de Hong Kong y Seúl han sugerido que esta ansiedad por separación de tu móvil puede estar determinada por la dependencia que tenemos de nuestros teléfonos para crear, almacenar y compartir nuestros recuerdos personales.

Con ayuda de la empresa Coaching Club, especializada en tratar este tipo de conductas, apuntamos las seis señales que te indicarán si tu relación con las redes o el WhatsApp es enfermiza hasta el punto de sufrir saturación digital:

1. Miedo

Esta emoción que nos bloquea y no nos deja reaccionar. Puede ser miedo a qué pasará si no respondes un mensaje, a que se te olvide una información importante.

2. Justificación

Tanto en el plano personal, como en el profesional. Si no contestamos permanentemente los mensajes que nos llegan parece que no seamos responsables en nuestra oficina, o que no nos importa nuestra pareja o amistades.

3. Quedar mal

Puede parecer algo superficial, pero es una de las principales causas de estrés digital, según los expertos. Es el posturno llevado al extremo, temer que si no publicas cada minuto de tu vida en las redes sociales, no existes, igual que si no contestas a todas las interacciones.

4. Inseguridad

Es el sentimiento que está detrás de esta obsesión por estar permanentemente conectado. Si te sientes esclavo del mail, las redes o el WhatsApp por miedo a que alguien se enfade si no le respondes, seguro que sufres saturación digital.

5. Mensajes erróneos

En muchos casos, las personas afectadas por esta saturación tienen a enviar mensajes erróneos. Su afán por quedar bien les puede hacer responder demasiado rápido y de forma escueta, tan solo con un emoticono, por ejemplo, lo que hace perder la conexión entre emisor y receptor.

6. Doble check

Seguro que alguna vez has sido esclavo del móvil, comprobando de manera obsesiva si el destinatario ha recibido y ha leído el mensaje. Si esto ocurre de manera puntual, no hay de qué preocuparse, pero si es algo habitual, puede suponer un problema para tu salud. Estar en alerta continua a la espera de si se recibe respuesta crea un estado de ansiedad nada saludable.

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.