La espirulina, el superalimento del que todos hablan

352

Descubre el poder verde Este microscópico pero perfecto súperalimento es ideal para cualquier persona, sobre todo si eres vegetarina, ya que aporta un cóctel de proteínas, vitaminas y minerales con un alto poder ‘antiaging’, energizante y desintoxicante. Te contamos por qué hasta la NASA lo incluye en la dieta de los astronautas.

Regenera y desintoxica La espirulina es un potente regenerador de la flora intestinal y un poderoso activador de los mecanismos celulares de desintoxicación (de hecho, es una del mejor ayuda para eliminar los metales pesados en el cuerpo y eliminar la radiación). Además, nutre y protege al hígado, ayuda a limpiar el intestino y a recuperar la microflora normal, lo que protege contra las enfermedades del aparato digestivo y ayuda a perder peso. Su alto contenido en clorofila también favorece la acción peristáltica, aliviando el estreñimiento y normalizando la secreción de ácidos digestivos. Precisamente la clorofila que contiene y que le da su color verde, es la que favorecer la regeneración de las células del hígado y dilata los vasos sanguíneos, mejorando la circulación.

Te Mantiene joven Esta alga microscópica es uno de los complementos alimenticios de mayor calidad. De hecho, contiene más hierro asimilable, beta caroteno, vitamina B12 y ácido gama linoleica que cualquier otro alimento. Además, la espirulina también te aportará vitamina E, calcio, fósforo y magnesio. Sin duda, es uno de esos alimentos perfectos de la naturaleza con tantos beneficios para la salud que añadirla tu dieta puede suponer un antes y un después.

Proteína de calidad El alga espirulina contiene un 65% de proteína vegetal completa y altamente digerible que aporta los ocho aminoácidos esenciales en las proporciones apropiadas y de una forma mucho más fácil de digerir que la proteína de carne o la soja. Es rica en triptófano, uno de los 10 aminoácidos esenciales que el organismo utiliza para sintetizar las proteínas que necesita y que ayuda, entre otras muchas cosas, al sistema nervioso, favoreciendo la relajación, el descanso, el sueño y mejorando los estados depresivos. A diferencia de otros alimentos con alto valor nutricional, como los lácteos y las carnes, la espirulina también aporta ácidos grasos esenciales, pero es baja en calorías.

Alimento de astronautas La gran concentración de proteínas, vitaminas y minerales de la espirulina hizo que tanto científicos de la NASA como de la Agencia Espacial Europea plantearan el suministro de esta micro alga como alimento principal para los astronautas en las misiones espaciales de larga duración. De hecho, según la NASA, un gramo de espirulina contiene más nutrientes que un kilogramo de frutas y vegetales variados: treinta y tres veces más hierro que las espinacas, veintiuna veces más beta caroteno que las zanahorias, ocho veces más calcio que la leche fresca y diez veces más potasio que la mayoría de las verduras. Y todo ello se encuentra en cantidades mínimas.

Inyección de energía La espirulina es especialmente recomendable en casos de anemia, desmineralización y agotamiento, y es un excelente suplemento para deportistas. Esta alga es rica en vitaminas del grupo B (B3, B6, B9 y B12), que juegan un papel clave en la producción de energía y la formación de las células rojas de la sangre. La vitamina B3 o niacina participa en la formación del ácido clorhídrico que se requiere en los procesos digestivos. La vitamina B6 o piridoxina ayuda en la asimilación de los hidratos de carbono para convertirlos en energía y mantiene el funcionamiento saludable del cerebro. La vitamina B9 o ácido fólico ayuda en la regeneración y el crecimiento celular y es indispensable en casos de anemia y durante el embarazo. La vitamina B12 ayuda a que las células sanguíneas y los nervios estén en una buena forma. Además, la espirulina es una gran fuente de minerales: potasio, de calcio, zinc, magnesio, manganeso, selenio, hierro y fósforo.

Cómo tomarla Puede tomarse de diferentes formas, aunque la más habitual es en polvo o en cápsulas. En polvo es fácil de añadir a zumos, batidos, salsas, guacamole o humus. La dosis recomendada de espirulina es 3 a 4 gramos repartidos entre las principales comidas, pero lo ideal es comenzar siempre con pequeñas dosis e ir aumentando. También es buena idea alternarla con otros súper alimentos e ir descansando. Aunque se trata de un alimento y no un medicamento y no tiene contraindicaciones tomada en la dosis adecuada, en exceso, algunas personas pueden presentar sed (es conveniente aumentar el consumo de agua al tomarla), estreñimiento, ligero mareo o dolor de estómago, en cuyo caso hay que dejar de consumirla y consultar a un médico u homeópata. En caso de hiper o hipotiroidismo, embarazo, problemas renales o niños, también es recomendable consultar a un experto antes de incorporarla a la dieta.

Súper batido Este batido puede ser un desayuno perfecto cuando tengas prisa o necesites un extra de energía. Además, será una “pócima” calmante para tu estómago. Ingredientes para una persona. ½ aguacate,1 puñado de frutos rojos (puedes tenerlos congelados), 1 puñado de espinacas o verduras verdes, agua filtrada (al gusto), 1 cucharada de espirulina, 1 cucharada de semillas de chía, 1 cucharada de cacao (mejor orgánico).

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí