Oriente borra al líder con un juego práctico y eficaz

104

Más simple, imposible. Oriente aplastó anoche (5-1) al líder Bolívar y pasó a la segunda casilla del torneo Clausura 2017. ¿En qué se basó la goleada en el estadio Tahuichi? En la efectividad de los albiverdes ante un rival que mostró licencias defensivas. Oriente entró a la cancha con hambre de victoria, algo que se vio de entrada cuando Rodrigo Rodríguez recuperó un balón en salida y soltó un bombazo que dejó estático a Matías Dituro para el 1-0. Antes del gol, Carlos Lujano había desnudado a la zaga visitante con un peligroso cabezazo tras un córner. La noche se le vino encima a Bolívar, cuando Gastón Sirino vio la tarjeta roja (11’) tras un patadón en contra de Moisés Villarroel. El 2-0 se concretó en una rápida jugada de contragolpe. Luego de tres pases, Alcides Peña eliminó a Matías Dituro y definió con un toque suave con arco a disposición. A partir de ahí el encuentro cayó en un pozo porque mientras Oriente intentaba administrar la pelota, Bolívar carecía de argumentos para atacar. De hecho no llegó nunca en la etapa inicial a la portería de Romel Quiñónez. La goleada se consumó tras el descanso. El ‘Negro’ Peña elevó el marcador (3-0) con un frentazo tras un centro de Moisés Villarroel, en complicidad con la floja reacción de los zagueros bolivaristas. Más tarde, otro desconcierto defensivo derivó en el 4-0 de los albiverdes. Rodrigo Rodríguez ejecutó un potente remate desde fuera del área tras un rebote. De ahí en adelante Oriente se relajó en la cancha. Incluso el técnico Eduardo Villegas comenzó a cuidar jugadores, sobre todo a los protagonistas del partido (Alcides Peña y Rodrigo Rodríguez). Bolívar tomó la iniciativa con el empuje de Marcos Riquelme, quien maquilló el resultado con un cabezazo. Luego estuvo a tiro de anotar pero el palo le ahogó el festejo. Más tarde, el travesaño se cruzó en el camino de Eduardo Fierro. Oriente cerró la goleada con una exquisita definición de José Alí Meza, quien depositó la bola sobre la humanidad de Matías Dituro.
El Mundo

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí