Huelga de hambre agrava conflicto universitario en Bolivia

69
El Alto (UPEA) se declararon en huelga de hambre. © REUTERS / David Mercado

Varias autoridades y estudiantes de la Universidad Pública de la ciudad boliviana de El Alto (UPEA) se declararon en huelga de hambre, agravando el conflicto con el Gobierno que ha dejado un universitario muerto, según reportó la agencia estatal ABI.

“No se ha aceptado la propuesta (del Gobierno) porque no tiene nada de sostenibilidad para el tiempo (…), por tanto la comisión se ha declarado en huelga de hambre”, dijo el rector de la UPEA, Ricardo Nogales, al salir de la sede de la Vicepresidencia del Estado, donde se realizaba una negociación, señaló la agencia.

El conflicto ha tensionado las relaciones entre el Gobierno que preside Evo Morales y El Alto, combativa ciudad contigua a La Paz, de mayoría indígena y bastión electoral del mandatario.

El ayuno, en el que tomaban parte de “14 a 16 personas”, según Nogales, quedó instalado en la misma Vicepresidencia aproximadamente a las 19:00 hora local (23: 00 GMT).

La medida fue anunciada pocos minutos después de que el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, informara a la prensa de que el Gobierno había ofrecido a la UPEA un soporte financiero extraordinario de 70 millones de bolivianos (10 millones de dólares).

Nogales, quien no precisó si participaría en el ayuno, dijo que el ofrecimiento oficial, que casi duplica uno hecho el domingo, apenas cubriría la mitad de los requerimientos urgentes de la UPEA y es inclusive inferior a los 85 millones de soporte extraordinario que el Gobierno dio en 2017 a esa universidad.

El rector no respondió a otros puntos contenidos en la oferta oficial divulgada por Rada, como la tramitación urgente de una ley para incorporar el soporte financiero en las futuras asignaciones de recursos públicos a la institución educativa.

Tampoco se refirió a la promesa gubernamental de colaborar en el esclarecimiento pleno de la muerte el mes pasado del estudiante Jonathan Quispe en una manifestación, hecho por el cual está siendo procesado un oficial de la policía.

La universidad alteña, que en sus primeras demandas dijo que necesitaba con urgencia al menos 100 millones de bolivianos, requiere en realidad 156 millones, según el rector Nogales.

Para ello, la UPEA exige la modificación de una ley nacional de distribución de impuestos, algo rechazado de plano por el Gobierno, que no quiere abrir frentes de conflicto con otros sectores.

Entretanto, los estudiantes prosiguen con sus manifestaciones callejeras diarias.
Sputnik

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí