Los coches voladores que están a punto de llegar

518

Coches eléctricos, coches híbridos, coches de pila de combustible, coches autónomos,… y después, coches voladores. Esa parece la línea que parece seguir la industria automovilística, y ese futuro no parece estar muy lejano. De aquí al final de esta década, diferentes compañías tienen previsto lanzar los primeros coches capaces de volar.

Una industria que cambiaría para siempre la forma de entender el transporte, aunque habría que ver cómo se adaptaría la legislación a este tipo de vehículos aún desconocidos para todos. ¿Se necesitará una licencia de piloto especial? ¿Cuánto costarán? Estas son las cuatro apuestas más firmes que existen en la actualidad. Las repasamos.

La empresa norteamericana es quizás el nombre más conocido en los últimos años en este campo. Terrafugia lleva años adelantándonos y dándonos pequeñas píldoras de su TF-X, su coche volador, que ahora se espera que llegue a las carreteras –y los cielos– en 2018. Tiene hélices muy similares a las de un helicóptero, por lo que el Terrafugia TF-Xdespegaría y aterrizaría de forma vertical, lo que es una gran ventaja. Y aquí no se queda la cosa, porque este coche volador será además un vehículo autónomo: cuando aterrice, se podrá mover por sí solo. En el cielo, alcanzará los 322 km/h en modo avión, para una autonomía total de 800 kilómetros. Eso sí, un par de consideraciones que pueden tirar para atrás a más de uno: sería necesaria la licencia de piloto y su precio rondaría los 235.000 euros.

Otra compañía bien conocida entre los “soñadores” de coches voladores: AeroMobil, desde Eslovaquia, que lleva desde 1989 con este proyecto en mente. En pruebas está su cuarto prototipo y parece que dichos trabajos han llegado a su final, por lo que se espera su llegada comercial ya en 2017, ¡el año que viene! En el caso del AeroMobil, tiene alas plegables y una hélice en la zaga. Su autonomía es de 700 kilómetros, alcanzará los 200 km/h en el “modo avión” y tiene capacidad para dos pasajeros. Y cómo no, su precio también será de cientos de miles de euros.

El coche volador de Larry Page

Hace poco, un medio llamado “Bloomerg Businessweek” desveló que Larry Page, uno de los fundadores de Google, ha invertido 100 millones de dólares en una ‘start-up’ llamada Zee.Aero. ¿Su objetivo? Sí, has acertado: eldesarrollo de un coche volador. Y es que Page es de esas personas que suena desde niño con tener un coche volador, y ahora que es uno de los hombres más ricos del mundo lo está llevando a cabo. Eso sí, de forma secreta. “Zee está desarrollando una nueva forma revolucionaria de transporte”, dicen desde Zee.Aero en su página web. Esperamos impacientes.

Skydrive

Si los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 supusieron un cambio histórico en la Ciudad Condal y en la forma de entender el deporte en nuestro país, en Japón van más allá y quieren convertir los Juegos de Tokio de 2020 en un punto de inflexión en la forma de entender el transporte urbano y la tecnología. La compañía de ingenieros ‘Cartivator’ está desarrollando el Skydrive, un coche volador japonés que aterrizaría y despegaría de forma vertical. De pequeñas dimensiones y con un diseño rompedor y futurista, no se necesitaría licencias para conducirlo, aunque obviamente eso está por definir en el futuro.

Cartivator

 

HAZ UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí